Comunicación e Incidencia

agosto 10, 2018

Paraguay se convierte en el primer país de las Américas en aprobar una ley especial de protección de personas apátridas

ACNUR felicita al gobierno de Paraguay por ser el primer país de las Américas en aprobar una Ley de protección de personas apátridas y de facilidades para su naturalización, que sigue el  “Borrador de artículos sobre Protección y Facilidades para la Naturalización de las Personas Apátridas”, que la Oficina propuso a los países de la región en 2017

9 de agosto de 2018-. El ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, felicita al estado de Paraguay dado que la nueva ley contribuirá a identificar, proteger y resolver la situación de las personas que no tienen nacionalidad.

 

En 2012, Paraguay adhirió a la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961 y en 2014 adhirió a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954. El día de hoy  da un paso más y se convierte en el primer país de las Américas en aprobar una ley especial que regula la materia de forma comprensiva. Aunque Brasil, Ecuador y México regularon la protección en sus legislaciones migratorias y Costa Rica adoptó un decreto especial en la materia, es la primera vez que un Parlamento aprueba una ley especial que establece un procedimiento de determinación de la apatridia, un marco normativo de protección y otorga facilidades para la naturalización.

La iniciativa, que fue ingresada al Congreso en mayo de 2017, busca asegurar a las personas apátridas (toda persona que no es considerada como nacional por ningún Estado), así como a los solicitantes del reconocimiento de tal condición, el disfrute de sus derechos humanos y el otorgamiento de facilidades para el proceso de naturalización.

El proyecto de “Protección y facilidades para la naturalización de las personas apátridas” fue presentado por el senador Pedro Arturo Santa Cruz. El mismo fue aprobado por el Senado en noviembre de 2017 y por la Cámara de Diputados, el 9 de mayo de este año, con una serie de modificaciones. Finalmente, el Senado concluyó el trámite parlamentario aprobando el proyecto el día 9 de agosto.

La nueva ley también es un paso fundamental para asegurar que los hijos de paraguayos nacidos en un país extranjero, que de otro modo serían apátridas, adquieran la nacionalidad paraguaya sin necesidad de avecindarse en el país. Garcia a la nueva ley, si la Comisión Nacional de Refugiados (CONARE) reconoce la apatridia, el trámite de inscripción como nacional puede hacerse desde el extranjero. Así, Paraguay estableció un mecanismo para asegurar la aplicación de la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961. La Convención establece que, como Estado Parte, Paraguay concederá su nacionalidad a una persona que haya nacido en el territorio de un Estado que no es Parte en la Convención, si de otro modo sería apátrida, siempre que, en el momento del nacimiento, uno de sus padres tuviera la nacionalidad paraguaya.

El ACNUR estima que al menos 10 millones de personas en el mundo no cuentan con una nacionalidad, es decir, son apátridas. Como resultado de esta situación muchas personas se encuentran privadas de acceder a derechos básicos, como ir a la escuela, al doctor, encontrar un trabajo, abrir una cuenta bancaria o casarse.

Es por esto que en noviembre de 2014 el ACNUR dio inicio a la campaña #IBelong (Yo Pertenezco) para erradicar la apatridia antes del año 2024, dando mayor visibilidad a los problemas específicos que genera la apatridia a mujeres, hombres, niños y niñas. La campaña también busca fortalecer las respuestas de los gobiernos y la sociedad civil.

Esta ley constituye un importante avance regional, que da seguimiento  al compromiso asumido por los países de América Latina y el Caribe en el marco del Plan de Acción de Brasil. En este Plan, los países propusieron  erradicar la apatridia en la región al cabo de diez años.

Facebook Twitter Email

Comunicación e Incidencia