Comunicación e Incidencia

diciembre 26, 2012

Mirador Electoral: El dinero, nuevamente, define los resultados electorales

noviembre Noviembre-plraEn el informe del gasto en pautaje de propaganda electoral correspondiente al mes de noviembre de 2012, encontramos una natural y entendible hegemonía de la ANR, por la proximidad de sus elecciones internas y la proliferación de candidatos con puja real de espacios de poder que se han volcado a “invertir” en campañas publicitarias.

Sin embargo, este no es el hecho más destacado al realizar el análisis de los datos, pues se halla plenamente explicada esta diferenciación tan significativa; lo que sí es necesario destacar es que peligrosamente los candidatos que más han “invertido”, han cosechado exitosamente los espacios que disputaban, y nuevamente desde Semillas para la Democracia, como organización de la sociedad civil preocupada por la transparencia del proceso electoral como base de la democracia y la vigencia plena del estado de Derecho, expresamos nuestro temor del peligro que significa la mercantilización de la política y el poder cada vez más elocuente del dinero en la política.

Aunque es plenamente comprensible y hasta redundante decir que el dinero otorga mayores oportunidades de poder político, normalmente en sociedades democráticas no debiera ser esto una condición y la obtención de espacios de poder debe poder asociarse a otras características de los candidatos como la buena imagen, la gestión anterior, las propuestas de campaña, etc. Las cuales al parecer, por el análisis de los resultados de las últimas internas en la ANR, han quedado relegadas a un segundo plano, inclusive actores de destacada labor parlamentaria y de gestión política reconocida como Hugo Estigarribia o Cándido Aguilera, estarán ausentes en las bancadas legislativas del próximo período. La causa aparentemente no está asociada a un voto castigo partidario sino que se relaciona estrechamente con su falta de gasto en campaña política. Por lo que queremos alertar sobre este peligro cada vez más presente de caer en la mercantilización política, en donde prime más el dinero que las propuestas, la gestión o la buena imagen de los candidatos.

Es necesario hacer nuevamente la salvedad de que este informe sólo recoge el costo de mercado de las emisiones televisivas y en prensa escrita, lo cual no refleja la totalidad del dinero utilizado en las campañas, pero nos da la pauta del volumen descomunal de gastos en campañas políticas. Y, para bajar a la realidad, podemos afirmar que en Paraguay hay una tendencia fuerte a la plutocracia, en detrimento de la democracia, porque donde manda el poder del dinero, solo el que tiene recursos puede ingresar a espacios de decisión política, y por lo tanto aquel que no tiene recursos, pero si capacidades, tiene escasas posibilidades de acceder, y si lo hace es por necesidad de presentar listas más aceptables para la ciudadanía.

Facebook Twitter Email

Comunicación e Incidencia