Marta Ferrara, Directora de SEMILLAS, y Susana Aldana, de Decidamos, durante la conferencia de prensa.

Comunicación e Incidencia

abril 1, 2011

Justicia Electoral: institución que derrocha recursos al servicio del clientelismo político

COMUNICADO DE SEMILLAS Y 22 ORGANIZACIONES

En nuestro país, a más de 20 años de haber iniciado un proceso democrático, no hemos logrado dar pasos importantes para consolidar sus instituciones y hoy el Tribunal Superior de Justicia Electoral- institución que había ganado  respeto por su trabajo – pierde credibilidad al convertirse en un coto del clientelismo y al constituirse en una forma encubierta de subsidio de los partidos y movimientos políticos.

Existe una desconexión entre las prácticas institucionales de las distintas instancias de los poderes del Estado y los postulados constitucionales que le dan legitimidad. Esto no es una casualidad ni  un hecho coyuntural, sino una lamentable lógica constitutiva del sistema político paraguayo. Un déficit del proceso de institucionalización entendido como el desarrollo y la expansión en el tiempo de tres dimensiones centrales: su burocracia, su sistema legal y su credibilidad como autoridad.

 

Marta Ferrara, Directora de SEMILLAS, y Susana Aldana, de Decidamos, durante la conferencia de prensa.
Marta Ferrara, Directora de SEMILLAS, y Susana Aldana, de Decidamos, durante la conferencia de prensa.

La ley de creación del TSJE lo concibió como un sistema donde las principales fuerzas políticas ocupen espacios en ella para ejercer un control mutuo que permita la transparencia de todo el proceso electoral. Sin embargo, utilizando esta disposición un grupo de partidos políticos a través de sus parlamentarios y parlamentarias, lo han convertido en una fuente ilegitima  para mantener a sus operadores políticos. Estas personas aprueban cuantiosos recursos para contratar operadores y operadoras que ellos mismos “recomiendan” en un sistema discrecional donde lo que importa es el interés de la dirigencia partidaria, sin importar que el costo sea el deterioro generalizado de la credibilidad institucional y de la democracia en el país.

Frente a esta deplorable situación el Parlamento nacional y los partidos políticos tienen una clara responsabilidad. Por eso, las instituciones abajo firmantes exigimos a estas instituciones el cumplimiento fiel de las funciones para las que han sido constituidas. Los parlamentarios y parlamentarias han sido elegidos para representar el interés de la ciudadanía y para resguardar y fortalecer el sistema democrático y no para convertirse en una corporación que solo promueve y defiende sus propios intereses.  Los partidos políticos, en consecuencia, tienen la responsabilidad de generar propuestas que ayuden a mejorar el sistema democrático y orientar así a sus afiliados/as y a la ciudadanía.

Por tanto, exhortamos que :

 

  • Las autoridades del TSJE, tomen decisiones que corrijan el rumbo de la institución, y  colaboren activamente con el Parlamento Nacional para la sanción de leyes que ayuden al TSJE a cumplir con los fines para los cuales fue creada la institución;
  • El Parlamento Nacional, impulse de una vez por todas, sin más demoras, el estudio y aprobación de leyes que propicien un mejoramiento institucional del TSJE, del sistema político-electoral, y que garanticen mejores condiciones para que la ciudadanía pueda ejercer en forma íntegra su derecho al sufragio y otros derechos fundamentales para avanzar en la calidad de la democracia;
  • Los partidos políticos dejen definitivamente el manejo clientelar y prebendario que vienen teniendo respecto al TSJE, e impulsen un acuerdo que permita la recuperación institucional de este organismo.
  • Estas propuestas dependen exclusivamente de la voluntad política de quienes han sido autorizados por la ciudadanía para tomar decisiones dentro de la estructura del Estado. Como organizaciones estamos dispuestas a acompañar este desafío, con el objetivo de defender y garantizar la solidez de nuestras instituciones a fin de seguir profundizando la calidad de la democracia que necesitamos y nos merecemos cada uno de los paraguayos y paraguayas.

    AVINA

    BASE-ECTA (Base, Educación, Comunicación y Tecnología alternativa)

    CDE (Centro de Documentación y Estudios)

    CDIA (Coordinadora por los Derechos de la Infancia y Adolescencia)

    CEAMSO (Centro de estudios ambientales y sociales)

    CIRD (Centro de Información y Recursos para el Desarrollo)

    DECIDAMOS

    Campaña por la Expresión ciudadana

    GEAM (Gestión ambiental)

    GLOBAL INFANCIA

    GUYRA PARAGUAY

    FUNDACION SARAKI

    FUNDACION MOISES BERTONI

    IDEA (Instituto de Derecho y Economía Ambiental)

    ICED (Instituto de Estudios para la Consolidación del Estado de Derecho)

    JQM (Juventud que se mueve)

    ÑEMONGETARA. Programa de educación y comunicación popular

    POJOAJU. Asociación de ONGs del Paraguay

    SEAS-AR. Servicio de educación y apoyo social

    SEMILLAS PARA LA DEMOCRACIA

    SERPAJ-PY (Servicio Paz y Justicia- Paraguay)

    SEDUPO (Servicio de Educación Popular)

    TIERRANUEVA

    Facebook Twitter Email

    Comunicación e Incidencia